Energía y

Finanzas Públicas

Este micrositio reúne información relacionada con energía, finanzas públicas y emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) antropogénicas, desde el año 2000 hasta los últimos datos disponibles. De esta forma, el micrositio permite analizar, en conjunto, la relación que han mantenido las finanzas públicas con el sector energético y ambiental en los últimos 20 años en México, así como la importancia de la transición energética para mitigar el cambio climático.

¿Qué
es la
energía?

¿Qué es la energía?

La energía es la habilidad de hacer trabajo. La energía está presente en prácticamente todas las actividades humanas: desde las más cotidianas como la cocina, el transporte y el alumbrado de hogares y oficinas, hasta otras más complejas como la manufactura de productos y el envío de astronautas al espacio.

El acceso a servicios energéticos confiables y asequibles es fundamental para satisfacer necesidades sociales básicas, impulsar el crecimiento económico y fomentar el desarrollo humano.

[Equivalencias del “joule” o “julio”]

Para expresar energía, la medida básica del sistema internacional de unidades es el julio o joule. Algunos ejemplos que aportan alguna idea de la cantidad de energía que representa un julio son:

  • La cantidad de energía necesaria para lanzar una manzana a un metro.
  • La cantidad de electricidad necesaria para encender una lámpara LED de 1 W durante un segundo.
  • La energía liberada como calor por una persona en reposo, cada centésima de segundo.


Las unidades para expresar la energía de este micrositio están en petajoules. Un petajoule equivale a mil billones de julios, es decir, el número mil elevado a la quinta potencia.

 

Mostrar más

¿Cuanta energía consumimos?

El consumo de energía nacional en el año 2019 fue 32% superior con respecto al año 2000. Per cápita, el consumo energético de cada mexicano en 2019 fue 9% superior con respecto al consumo del año 2000.

El consumo de energía per cápita de México es inferior al de países desarrollados. Por ejemplo, el consumo de energía per cápita en Estados Unidos es 3.7 superior al consumo per cápita de México.

Cuatro sectores son consumidores de energía final: el sector transporte, el sector industrial, el sector residencial y comercial, y el sector agropecuario.

¿Quién consume la energía?

Sector transporte

En 2019 el consumo energético de este sector representó 43% del consumo de final de energía.

Sector industrial

El sector industrial es el segundo mayor consumidor con 33% de la demanda energética final en 2019.

Sector residencial y comercial

El sector residencial consumió el 20% de la energía final en 2019.

Sector
agropecuario

Por último, el sector agropecuario consumió el 4% de la energía final en 2019.

Petroleo

Gas natural

Carbón

Viento

Energía primaria

La energía primaria se refiere a toda clase de energía disponible en la naturaleza. Algunos ejemplos son el petróleo crudo, el gas natural, el carbón y el viento. 

La mayor parte de la energía primaria producida en México la constituyen el petróleo crudo y el gas natural. En 2019, estos representaron 60% y 23% de la producción de energía primaria total, respectivamente.

La producción de energía primara ha disminuido de manera importante en los últimos años: la producción petrolera en 2019 fue 51% inferior con respecto a 2004, mientras que, en 2019, la producción de gas natural fue 39% inferior con respecto a su pico de producción en 2009.

En total, la producción de energía primaria en 2019 fue 40% inferior con respecto a 2005.

Energía secundaria

La energía secundaria es aquella que proviene de un proceso de transformación de energía primaria. Su destino son los diversos sectores de consumo y/u otros centros de transformación.

Los principales productos energéticos secundarios que se producen en México son la electricidad, el gas natural comercial y las gasolinas junto con el diésel. 

La producción de energía secundaria alcanzó un máximo en 2013 y desde entonces ha disminuido a una tasa promedio anual de 7%.

La producción de gasolinas y diésel en 2019 fue 60% inferior con respecto a 2008, mientras que la producción de gas natural comercial fue 38% inferior con respecto a 2013.

En total, la producción de energía secundaria en 2019 fue 35% inferior con respecto a 2013, el pico de producción del periodo.

Electricidad

Gas natural comercial

Gasolinas

Diesel

La disminución de la producción de energía nacional ha implicado que el país dependa de importaciones para satisfacer su demanda interna. Esta situación se refleja en el concepto de autosuficiencia energética.

Lorem ipsum dolor sit amet

Autosuficiencia energética

La autosuficiencia energética se mide mediante el índice de independencia energética. Este índice es el cociente de la producción de energía primaria entre el consumo de energía total. De esta manera, si el índice es menor a uno, se considera que el país se encuentra en una situación de dependencia energética.

En el periodo 2000-2019, la producción energética nacional decreció a una tasa promedio anual de -2.1%, mientras que el consumo aumentó a una tasa anual de 1.5%. Debido a esto, el índice de independencia energética ha estado reduciéndose, y a partir de 2015 es menor a uno.

En 2019, el índice de independencia energética se ubicó en 0.7, lo que indica que el país importó, en términos netos, el 30% de su energía consumida.

¿Cuánta energía importamos?

VS

De 2000 a 2018, las importaciones energéticas han crecido 438%. Los energéticos que más se importan son las gasolinas, el diésel y el gas natural comercial. Estos productos representaron en 2018, 81% de las importaciones totales.

¿Cuánta energía exportamos?

Las exportaciones están compuestas en su mayoría por petróleo crudo. En 2019, el petróleo representó 90% de las exportaciones totales. En total, las exportaciones en 2019 fueron 28% inferiores con respecto a las del año 2000.

¿Cómo se relaciona la energía y las finanzas públicas?

Ingresos públicos
y energía

Los ingresos públicos derivados del sector energético están compuestos por los ingresos petroleros, los ingresos propios de CFE y el IEPS a gasolinas. A su vez, los ingresos petroleros están compuestos por los ingresos propios de Pemex y por las transferencias realizadas por el Fondo Mexicano del Petróleo.

De 2000 a 2014, los ingresos energéticos aportaron, en promedio, 42% de los ingresos públicos totales. Posteriormente, de 2015 a 2021 esta participación se redujó a un promedio de 30%. La disminución se dio en los ingresos petroleros, los cuales aportaron, de 2000 a 2014, 33% de los ingresos totales, mientras que de 2015 a 2021, dicha participación se redujo a 17%.

Gasto público y energía

El gasto público hacia el sector energético es el ejercido por Pemex, CFE, y la Secretaría de Energía (SENER). Durante el periodo 2000-2020, el sector energético representó 25% del gasto total programable del sector público.

En términos reales, el gasto hacia el sector presentó una tendencia al alza hasta el año 2016, donde alcanzó su máximo. De 2017 a 2020, el promedio de gasto público dirigido al sector fue 23% menor con respecto al monto promedio del periodo 2010-2016.

transición energética

Para reducir los impactos ambientales relacionados con el uso energético, es necesaria una transformación de los sistemas energéticos, de tal manera que estos sean descarbonizados y que sean energéticamente más eficientes (ONU, 2019). Dicho proceso se conoce como transición energética. La transición energética es necesaria para mitigar el cambio climático y tener un crecimiento económico sustentable y sostenido (UNEP,2016).

Emisiones y energía

En México el sector energético genera 70% de las emisiones totales. Las actividades de generación de electricidad y autotransporte son las mayores emisoras, produciendo 35% y 34% de las emisiones del sector, respectivamente.

Emisiones y finanzas públicas

El análisis de los datos relativos a las emisiones del sector energético y las finanzas públicas sugiere que los ingresos públicos del sector energético están carbonizados, y que el gasto público hacia el sector genera emisiones de GEI.

De 2000 a 2017, el índice de correlación de las emisiones con los ingresos y gastos públicos del sector es 0.72 y 0.86, respectivamente.

Eficiencia energética

La eficiencia energética es expresada como un uso menor energético sin sacrificar la funcionalidad de este uso el cual mide cuánta energía se requiere para producir el PIB (Energía consumida/PIB)

Este índice muestra una tendencia a la baja a partir del año 2014. En 2019, se utilizó 14% menos de energía para producir un peso de producto con respecto al año 2010.

Energías limpias

La participación de las energías limpias en la generación eléctrica ha aumentado, pero aún se encuentra por debajo de los niveles establecidos en la Ley de Transición Energética (LTE). En 2021, la generación por este tipo de tecnologías fue de 27.5%, pero la La LTE establece que esta participación debió ser del 30% en este año.

Datos abiertos

Descarga en formato .xlsx las BASES DE DATOS que se usaron para obtener la información.
Balance nacional de energía 2000-2019
Emisiones de GEI
2000-2019
Gasto programable del sector energético 2000-2021
Ingresos energéticos federales 2000-2021

¿Quieres saber más?

Conoce todos los análisis que ha hecho el CIEP sobre energía y finanzas públicas.

Puebla 151 Letra O, Col. Roma Norte,
Del. Cuauhtémoc, CDMX, C.P. 06700
info@ciep.mx / (55) 53.40.86.88